Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Otro revés para Gordillo; visitas y llamadas limitadas, ratifica juez

Nuevo revés sufrió la, hasta hace cinco años, intotable Elba Esther Gordillo Morales, luego de que un juez federal negó acceder a la solicitud de Elba Esther Gordillo de dar marcha atrás al endurecimiento de las medidas cautelas en su contra, como parte de la prisión domiciliaria que cumple en su departamento de Polanco, principalmente la restricción de visitas y comunicaciones con personas no autorizadas.

Rosa María Cervantes Mejía, titular del Juzgado Décimo Segundo de Distrito de Amparo en Materia Penal, negó la suspensión provisional dentro del amparo 114/2018, promovido por la defensa de Gordillo contra el acuerdo del 12 de febrero del 2018, dictado dentro del incidente no especificado de prisión preventiva domiciliaria 1/2015, en la que se ordenó nuevas medidas cautelares contra la líder magisterial, a petición de la Procuraduría General de la República (PGR).

“Se niega la suspensión provisional”, advierte una notificación publicada este martes en los estrados electrónicos del Poder Judicial de la Federación con relación al citado amparo promovido el 14 de febrero pasado.

   

El endurecimiento de las medidas cautelares a Gordillo Morales fue solicitado por la PGR que consideró que la maestra hacía un uso “desmedido” de visitas y comunicaciones, lo que representaba un riesgo para el país, incluso sugirió la posibilidad de fuga.

En un escrito que envió al juez en días pasados, la PGR recordó que desde su posición de líder moral del SNTE, Gordillo tiene relevancia y trascendencia social significativa sobre un sector de la sociedad.

“Por lo que el uso desmedido de los medios de comunicación que tiene a su alcance, evidentemente, podrían desestabilizar la paz y seguridad del Estado Mexicano”, dice el escrito de la dependencia federal.

Por ello pidió que se estableciera un régimen de control de comunicaciones para dar cumplimiento de forma adecuada a la medida de seguridad impuesta y esencia que la prisión preventiva domiciliaria y evitar que su departamento fuera usado como una “oficina de despacho”.