Roberto Borge puede quedar libre; PGR dice que se puede fugar

Con débiles argumentos la Procuraduría General de la República (PGR) le expuso al juez de control que el exgobernador de Quintana Roo se puede fugar y que le dé prisión preventiva, pues el delito de lavado de dinero que se le imputa al priista Roberto Borge no es grave.

El exgobernador llegó a territorio nacional luego que fue detenido el 4 de junio en un hotel de la capital de Panamá para ser procesado por lavado de dinero.

Aunque el ilícito no es considerado como grave, la Fiscalía argumentará ante el juez de control la medida para evitar que el exmandatario se fugue o evada la prisión en caso de que se le vincule a proceso durante la audiencia que se lleva a cabo en un juzgado federal ubicado en el Penal de Neza-Bordo.

En la diligencia inició a las 16:30 horas de este jueves, el juez explica a Borge Angulo el delito que se le imputa por parte de la Procuraduría General de la República.

El exmandatario estatal es presentado ante un juez, quien decidirá su situación y si es trasladado a un penal federal.

Se espera que en la audiencia inicial, el Ministerio Público de la Federación otorgue elementos de prueba para justificar la detención de Roberto Borgue y busque que el juez califique de legal la detención.

En caso de que el imputado y su defensa soliciten ampliación del término constitucional para su vinculación a proceso, el juez dictará medidas cautelares de presión preventiva.

Procedente del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Borge Angulo fue custodiado hasta el penal por elementos de la Policía Federal y de seguridad mexiquenses y capitalinos.

Borge llegó a las 13:20 de la tarde al hangar de la Procuraduría General de la República (PGR) del aeropuerto capitalino.