Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Robo de combustible, otro delito que no pudo parar Peña, pérdidas a Pemex por $30 mil millones

Involucran a funcionarios en el robo de combustible. Las tomas clandestinas en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentaron 57 por ciento en julio, al alcanzar una cifra de mil 152, según informó hoy la empresa.

De esa cifra, Pemex registra pérdidas por 770 millones de pesos, pero como es una empresa del estado carga cantidad a quienes consumen combustible, es decir a todos los mexicanos.

La empresa del Estado perdió el año pasado 30 mil millones de pesos a raíz de la ordeña de combustible que se intensificó este sexenio.

Petróleos Mexicanos (Pemex) y distribuidores de gas LP pierden mensualmente mil 102 millones de pesos, tanto por el robo a ductos como por la venta ilegal de este combustible, alertaron asociaciones del sector.

“Son 770 millones de pesos (en pérdidas) para Pemex y alrededor de 330 millones de pesos para los distribuidores”, detalló Luis Landeros, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo (ADG).
La seguridad es algo que no se le dio al gobierno de Enrique peña Nieto, pues el huachicoleo, o robo de combustible ha tenido su boom con esta administración y al tirar el arpa, a meses que concluya su mandato, se incrementan las tomas clandestinas.

En los primeros siete meses del año, Pemex suma 8 mil 742 tomas clandestinas, cercanas a las 10 mil 363 detectadas en todo el 2017. En contraste, en el mismo mes del año pasado se habían detectado 731 puntos de ordeña.

De enero a julio de este año Puebla sigue siendo la entidad con más tomas clandestinas, con un total de mil 318.

Le sigue Hidalgo con mil 55 y Guanajuato con mil 16. En tanto, Veracruz suma 951 “piquetes” a ductos de Pemex en ese lapso y Jalisco 902, según datos actualizados hasta julio.

La industria estima que el robo de gas LP a nivel nacional asciende a 58 mil toneladas mensuales, de las cuales, 23 mil toneladas corresponden a la zona del Triángulo Rojo, en los estados de Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

Las pérdidas de Pemex se relacionan con el combustible ordeñado mientras que a las empresas les roban equipo, pipas y camiones.

Los industriales estiman que al mes se realizan 2.3 millones de servicios de distribución ilegales a hogares mexicanos.