Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Robo de combustible, otro motivo para no aplaudirle a Peña

El presidente Enrique Peña Nieto, empeñado a que le aplaudan y en escuchar el sonido de las matracas, ya superó otro récord, pues en su administración se ha robado más combustible que en otros.

Robos que dañan a la economía de la población, pues no son pérdidas para Pemex, ya que son cubiertos directamente por la ciudadanía.

El crecimiento exponencial de la perforación de ductos para el robo de combustible: en cinco años de gobierno, ese fenómeno delictivo ha repuntado 790%, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La petrolera reportó 10 mil 363 tomas clandestinas de combustible durante 2017, lo que representa 51% más, cifra récord respecto de las 6,873 detectadas un año antes, informó este miércoles la compañía estatal.

Por estados, Guanajuato se convirtió en la región donde se descubrieron más puntos de saqueo de combustible, con 1,852, el 18% del total nacional.

             

Le siguen Puebla, con 1,443 de los llamados “piquetes a ductos”; Tamaulipas, con 1,100 tomas clandestinas, Hidalgo, con 1,064, y Veracruz, con 1,012.

Estos cinco estados concentran el 62% del total de tomas clandestinas reportadas el pasado año.

El robo de combustible a través de los oleoductos alcanzó también a la Ciudad de México, que pasó de 16 puntos de extracción ilegal de gasolina en 2016 a 91 puntos en 2017, lo que representa un incremento de 468%.

En Sonora, las tomas clandestinas pasaron de 19 a 97, y en Jalisco, de 306 a 530.

En Morelos, la ordeña de combustible creció más de 560% al pasar de 57 a 378 puntos.

El mes de 2017 en que se detectaron más tomas clandestinas fue en marzo, con 1,057.

El robo de combustible en México genera pérdidas de entre 15,000 y 20,000 millones de pesos anuales (entre 800 millones de dólares y 1,070 millones de dólares), y en el delito pueden estar involucrados trabajadores de Pemex, según datos oficiales.

Y aunque en mayo pasado el gobierno federal anunció el inicio de un plan integral contra el robo de combustible en todo el país, las cifras que Pemex hace públicas mes con mes muestran que las acciones gubernamentales para contener el delito no han tenido un impacto positivo.