Rusia muestra poderío nuclear y simula ataque a Estados Unidos

Inicia Guerra Fría 2.0. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien busca reelegirse, mostró el desarrollo que ha tenido su nación de nuevas armas nucleares “que no pueden ser interceptadas por el enemigo”, aseveró.

El mandatario ruso dijo que las nuevas armas representan un salto enorme en tecnología militar y volvería obsoleto el sistema de defensa antimisiles de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por Estados Unidos.

Así Rusia muestra su poderío, como lo ha hecho Corea del Norte y otras naciones, aunque esta última es la que más preocupa, pues cada vez son más los países que tienen armas de destrucción masiva.

El anuncio de Putin sobre el desarrollo de un misil crucero nuclear marca la primera vez que tal armamento es mencionado oficialmente por Rusia. En su presentación, el mandatario mostró un ataque virtual a Estados Unidos, el cual fue aplaudido.

El mandatario ruso subrayó que un motor compacto propulsado por energía nuclear otorga al arma un alcance “prácticamente ilimitado”. Agregó que tiene la capacidad de no ser detectado y una alta maniobrabilidad para sortear las defensas del enemigo. Enfatizó que el misil crucero es “invulnerable a todo sistema de defensa antimisiles existente o futuro”

Putin dijo que el misil fue sometido a pruebas de manera exitosa en otoño pasado, pero que aún no tiene nombre. El mandatario sugirió que el Ministerio de Defensa convoque a un concurso a nivel nacional para hallarle el mejor nombre.

Por su parte, el Departamento de Estado norteamericano consideró hoy que el presidente ruso, Vladimir Putin, demostró que su país viola diversos tratados al presentar nuevos tipos de armas con capacidad nuclear.

“Rusia ha estado desarrollando armas desestabilizadoras por más de una década, en directa violación de sus obligaciones”, señaló la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Nauert rechazó que la revisión de la política nuclear de Estados Unidos haya provocado que Rusia desarrollara ese armamento, como alega Moscú, y añadió que cree que Washington sí cumple con los tratados firmados.