Sanción a Odebrecht, mera simulación del gobierno de Peña

Para calmar las aguas. El gobierno de Enrique Peña Nieto, a través de la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Arely Gómez, dio a conocer una sanción a la empresa brasileña Odebrecht, sin embargo, la compañía está cerca de desaparecer y ningún otro funcionario, como ha ocurrido en todos los países, ha sido castigado.

Odebrechet, la gran empresa de corrupción que apoyaba a los políticos para que se mantuvieran en el poder a cambio de favores económicos mutuos ha arrasado con políticos de primer nivel en toda América, territorio en el cual operó.

En México, Arely Gómez salió a presumir que este es el primer país de América Latina en sancionar a una empresa filial del consorcio brasileño Odebrecht, el supuesto castigo es por cuatro años, tiempo en el cual nadie podrá hacer negocios con esa empresa, aunque ha formado varias filiales y en ese tiempo, esperan dejar de funcionar como Odebrecht, pues ese nombre, apellido de su propietario, deberá desaparecer.

Por ejemplo, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, reconoció que ganó “algo de dinero” gracias a que su empresa asesoró a la firma constructora Odebrecht hace una década, cuando él se desempeñaba como alto funcionario gubernamental. La admisión se realiza a cuatro días de que el parlamento, controlado por la oposición, vote su posible destitución por “permanente incapacidad moral”.

“Yo gané algo de dinero”, dijo a cinco periodistas de televisoras locales, pero sin mencionar el monto que obtuvo de los más de $782,000  que Odebrecht pagó a su empresa Westfield Capital, de la que es el único accionista, entre 2004 y 2007.

Arely señaló que el 8 de diciembre la dependencia a su cargo concluyó los primeros dos procedimientos administrativos que había iniciado –tres más se encuentran detenidos porque un juez concedió una suspensión definitiva y tres más están en proceso– que derivó en una circular dirigida a todas las dependencias de la administración pública proscribiendo cualquier contrato con la empresa Constructora Norberto Odebrecht.

Además, destacó que también se impuso una multa de 119 millones de pesos a un funcionario de Petróleos Mexicanos ligado a la operación de los contratos a Odebrecht en refinerías ubicados en Hidalgo.

En otros países de Latinoamérica altos funcionarios y exfuncionarios han sido arrestados por la supuesta recepción de sobornos de Odebrecht, en México no se ha llevado al banquillo de los acusados a ningún servidor o exservidor público, a pesar de que investigaciones periodísticas, con videos y testimoniales ministeriales, dan cuenta de que la firma brasileña dio dinero a cambio de millonarios contratos.

El caso más documentado hasta ahora es el que lleva directamente al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, operador de la campaña política que llevó a Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República.