Se dispara la deuda de los estados, y son aquellos donde hay más corrupción

Ha sido una mala idea permitir el endeudamiento de los estados, pues esto va de la mano con la corrupción. En los últimos tres sexenios la deuda subnacional pasó de 116 mil 218.4 millones de pesos a 580 mil 644.7 millones de pesos, esto al finalizar el 2017.

El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados dio a conocer que la deuda subnacional per cápita muestra que Nuevo León (13 mil 621.2 pesos); Quintana Roo (13 mil 374.0 pesos); Chihuahua (13 mil 163.7 pesos) Coahuila (12 mil 100.8 pesos) y Sonora (9 mil 641.8 pesos) figuran como los estados con mayor nivel de endeudamiento, con montos superiores en más de dos veces al promedio subnacional (4 mil 565.2 pesos).

No es casualidad que en los estados mencionados, los gobernadores anteriores han sido acusados de desvíos de recursos públicos por las nuevas administraciones.

El estudio titulado “Obligaciones Financieras de las Entidades Federativas de México, al Cuarto Trimestre de 2017” coincide con las recientes observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que reveló que gobernadores, presidentes municipales y universidades públicas de los 32 estados han arrastrado 183 mil 100 millones 700 mil pesos de recursos federales para gasto programable pendientes de solventar de 2012 a enero de 2018.

Veracruz (36 mil 266 millones de pesos), Michoacán (21 mil 13 millones), Guerrero (13 mil 296 millones), Estado de México (12 mil 234 millones) y Jalisco (10 mil 787 millones) son los estados que más acumulan los montos sin solventar desde hace seis años.

En lo correspondiente al saldo total de la deuda al cuarto trimestre de 2017, las entidades más endeudadas, en términos absolutos, fueron la Ciudad de México con 77 mil 869.4 millones de pesos; Nuevo León, 71 mil 231.9 millones de pesos; Chihuahua, 49 mil 785.2 millones de pesos; Veracruz, 49 mil 000.8 millones de pesos y el Estado de México con 45 mil 283.2 mdp. Estos cinco estados concentran la mitad (50.5 por ciento) de la deuda subnacional.