Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Seguirán los aumentos en gasolina y gas; el gobierno no intervendrá

Serán de poco a poco prometen. José Antonio González Anaya, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), aseguró que el gobierno federal no intervendrá en los precios de los combustibles, como gasolina y gas, pese a la alza que han registrado en los últimos meses y que ha disparado la inflación como hace mucho no se hacía.

El gobierno federal cobra doble impuesto a las gasolinas, por ejemplo. En todos los países, se cobran impuestos por los combustibles, pero México está entre los que cobran más, con el 37 por ciento que se registró este 2017. En cambio, en Estados Unidos es de 21 por ciento.

Un consumidor de combustible en México paga por litro de Magna 2.15 pesos de IVA y 3.67 de IEPS. En la Premium, el IVA es de 2.4 y 4.16 del IEPS.

Según sus números, el alza en la gasolina es de más del 30 por ciento, por lo que el total de impuestos, en Magna, Premium y diesel es de 5.83, 6.56 y 6.34 respectivamente.

Si se eliminaran los impuestos en las gasolinas, llegarían a bajar hasta los 8.85, 10.20 y 8.07 pesos en Magna, Premium y diesel respectivamente.

             

Sin embargo la SHCP negó que eso pudiera ocurrir.

González Anaya sostuvo que la economía mexicana tendrá en 2018 un mejor desempeño que el año pasado, aun con la incertidumbre asociada a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y la elección presidencial.

Interrogado respecto de la promesa gubernamental de cerrar la administración con un crecimiento de 5 por ciento anual, tasa que duplica la prevista para este año, el funcionario respondió: “Habría que hacer un balance completo de los logros obtenidos”, entre los cuales destacó la generación de 3.1 millones de empleos formales.

A partir de la liberalización de los precios, el año pasado, el costo al público de la gasolina es fijado por cada propietario de estación de servicio, sin embargo, el precio del combustible no ha bajado, por ejemplo en la capital del país ha subido alrededor de un peso por litro.

“Esos ajustes graduales seguirán ocurriendo. Vamos a mantener la misma política”, añadió el funcionario.

En la determinación del precio de las gasolinas que se consumen en México influye la cotización internacional del petróleo, el tipo de cambio del peso frente al dólar, pues el país importa más de la mitad del consumo, el costo de transportación y el margen de ganancia de los distribuidores, y la merma por transporte y el robo de combustible.