Senadores dan la última tarascada de 2.8 millones y le llaman bono

Para cerrar la 63 legislatura y luego del honor de haber servido a la patria, los 128 senadores se darán un último regalito a costa de los mexicanos y será de 2.8 millones de pesos.

Esto gracias al denominado seguro de separación individualizado y que lo hicieron ley al publicaron en el Diario Oficial de la Federación en febrero “un beneficio colateral del seguro de vida institucional”, cuyos fondos son costeados por el erario.

“Se constituye con aportaciones voluntarias del 10 por ciento de la dieta por parte de las y los senadores y por un tanto igual del Órgano Legislativo incluyendo el ISR correspondiente”, de acuerdo con el manual de percepciones de las senadoras, senadores, servidoras y servidores públicos de mando.

Lo entregado a cada senador por concepto de dietas mensuales es de 118 mil 300 pesos netos, sin embargo -de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de este año- si se incluyen diversas prestaciones el total mensual que reciben alcanza los 171 mil 444 pesos.

Los senadores recibirán 40 días de aguinaldo como parte proporcional de ocho meses de trabajo, cantidad que asciende a 152 mil 13.68 pesos.

El monto que les otorgarán tras separarse del cargo se conforma con el 10 por ciento de aportaciones voluntarias del recurso bruto de concepto de dieta.

La suma por el concepto de este ahorro, por cada senador, sería de un millón 234 mil 396.8 pesos, y el órgano legislativo duplica esta cantidad, por lo que el monto del denominado seguro de separación individualizado se incrementa a dos millones 468 mil 793.6 pesos.
Si a dicho ahorro se le suma el último mes de dieta y el aguinaldo proporcional, se calcula que al final de sus funciones los senadores saldrán de la Cámara alta con 2 millones 792 mil 251.28 pesos cada uno.

Aunado a ello, los integrantes de esta legislatura gozan de un seguro de vida institucional de 4.7 millones y un seguro de gastos médicos mayores de 3.7 millones.