Senadores de PRD y PT exigen pronta solución al conflicto magisterial

Cada vez son más los legisladores y bancadas que se ocupan por tener una pronta solución al conflicto magisterial. Solo el partido en el gobierno, el PRI y Acción Nacional se niegan a realizar una revisión en la reforma educativa.

Senadores de PRD y PT hicieron un llamado al gobierno federal dejar de utilizar el aparato judicial para acabar con el movimiento del magisterio disidente.

También exhortaron a las autoridades federales para que los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) recién liberados deben ser exonerados por el Poder Judicial, ya que enfrentan cargos falsos.

La senadora del PT, Layda Sansores, advirtió que se trata de presos políticos, a los que se debe exonerar y no seguir presionando. Recordó que inicialmente ambos “fueron prácticamente secuestrados y remitidos a un penal de alta seguridad en Sonora y pese a que se obtuvo una resolución judicial para que se les trasladara a Oaxaca, el gobierno federal tardó en cumplirla.

“No había ningún elemento para someterlos a proceso, pero lo hicieron y retrasaron los trámites lo más que pudieron para ganar tiempo y mantenerlos presos lo más posible. Es muy positivo que finalmente los profesores Nuñez, Villalobos y Aciel Sibaja estén libres, bajo fianza, pero nos preocupa que el gobierno siga maquinando delitos contra los maestros”, argumentó.

El senador perredista Raúl Morón consideró que debe haber mayor sensibilidad del gobierno de Peña Nieto para dar una solución negociada al conflicto, que puede continuar después del inicio de clases, si no se revisa la reforma educativa, que es el elemento que activó el descontento del magisterio y sus movilizaciones.

Ninguna legislación está acabada y la reforma educativa tiene que revisarse, resaltó. Al respecto, la senadora Padierna recordó que en la reunión plenaria de la bancada del PRD en el Senado éste será uno de los puntos torales, ya que están conscientes de que esa reforma daña los derechos laborales de los maestros, que sólo defienden su fuente de trabajo y su sustento diario.