Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

En sexenio de Peña, 43 comunicadores asesinados; este año van 4 en Tabasco

En un acto que envidiaría la misma “Paca”, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, advirtió que mientras “los responsables no estén en la cárcel” la espiral de violencia contra los periodistas “tiene el riesgo de continuar”.

Cuestionado sobre el homicidio en Tabasco del periodista Juan Carlos Huerta, el Ombudsman hizo uso de sus dotes de vidente. Su siguiente admirable declaración fue en el sentido de que “la violencia contra periodistas se ha sostenido”, aunque aquí sí raspó al presidente Enrique Peña Nieto, pues resaltó que esa violencia se ha dado en el presente sexenio.

Por su parte, José Antonio Lara Duque, presidente del Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” (CDHZL), alertó que la crisis de violencia en contra de periodistas y defensores de los derechos humanos en México podría recrudecerse.

Después de conocerse el asesinato de Huerta, Lara Duque dijo que esta situación podría aumentar exponencialmente en el marco de las próximas elecciones en nuestro país.

Aunque por diversos móviles, en Tabasco suman cuatro los asesinatos contra periodistas el presente año, todas las víctimas han dejado profunda huella entre la sociedad; entre ellas, se encuentra la muerte de Rodolfo Rincón Taracena, la Alejandro Fonseca Estrada “El Padrino”, la de Mosiés Dagdug y la más reciente, de Juan Carlos Huerta.

   

De acuerdo con el abogado, el clima de impunidad e inseguridad va en aumento en casi todo el territorio nacional, en contra de la actividad periodística y de los defensores de las garantías individuales, ya que el asesinato de Juan Carlos Huerta es el cuarto que se registra en 2018 en nuestro país.

“Van 43 comunicadores asesinados durante en el sexenio de Enrique Peña Nieto y es el número 116 desde que México experimentó un cambio en su régimen con el ingreso a la presidencia de la República de Vicente Fox Quesada través del Partido Acción Nacional (PAN).

“Particularmente este 15 de mayo es cuando se cumple un año del asesinato del escritor y periodista Javier Valdez en Sinaloa, y en el marco de una jornada que se lleva a cabo en todo el mundo para recordar la importancia que tiene el ejercicio periodístico profesional”, recalcó

Prosiguió: “México vive una crisis de violencia inédita contra pueblos originarios, comunidades indígenas, periodistas y defensores de los derechos humanos, derivado de las políticas neoliberales impuestas en las últimas décadas”.

Lara Duque explicó que la construcción de mega-proyectos (sumamente contaminantes de nuestro medio ambiente), la violencia exacerbada hacia las mujeres, la constante criminalización de la organización y protesta social, así como la intervención armada del Estado en los territorios, ha dejado a cientos de personas desaparecidas, encarceladas o asesinadas por integrantes de grupos paramilitares.

También acusó la intención del Estado “de blindarse a través del despliegue de leyes represivas como la Ley Eruviel y la nueva Ley de Seguridad Interior, para legitimar el despliegue del uso de la fuerza física en casos de protestas y manifestaciones populares; para herirnos o asesinarnos y, aun así, salir impune”.

En un comunicado, la CNDH puntualizó que desde el año 2000 la mayoría de los crímenes de periodistas “permanecen impunes, por lo que la CNDH hace un enérgico llamado a que se revisen y actualicen los esquemas de protección para periodistas y defensores de derechos humanos, así como que las instancias encargadas de la investigación de estos casos asuman como prioridad el esclarecimiento de los mismos”.