Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

SHCP, de Videgaray, autorizó desvío millonario del erario de Chihuahua al PRI

Con permiso para robar. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuando la dirigía Luis Videgaray, avaló la triangulación de recursos públicos durante la administración de César Duarte Jáquez en Chihuahua a campañas estatales  del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El diario Reforma publicó que parte de la declaración ministerial del testigo con “Identidad Reservada” I701/2017, rendida ante la Fiscalía General del Estado (FGE), la cual correspondería a Jaime Herrera Corral, exsecretario de Hacienda de Chihuahua bajo la administración de César Duarte, quien está de fuga.

En el reporte periodístico, el exfuncionario asegura que el desvío de más de 250 millones de pesos perpetrado en 2016 fue parte de un acuerdo entre el Comité Nacional del PRI con la SHCP, encabezada en ese momento por Luis Videgaray Caso.

“Alejandro Gutiérrez era el operador financiero del PRI. Me comentó que había un acuerdo con la Secretaría de Hacienda federal para que a través de tres estados, siendo estos Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua, apoyaran con la operación electoral a nivel nacional del año 2016 para aquellos estados en donde no se tenían gobiernos priistas, y requerían recursos”, expuso el testigo en una ampliación de declaración rendida el 1 de julio de 2017, publicó el diario.

Precisó que desde el primer momento se buscó triangular el dinero a través de los estados, para no dejar indicios de los desvíos ante futuras auditorías federales.

“[Se pidió que] el dinero exigido saliera de dinero público pero de origen estatal, ello como decisión de las áreas de Egresos y Administración de la Secretaría de Hacienda del estado, a efecto de no hacer una devolución de recursos de origen federal con el mecanismo solicitado, en virtud de que se buscó que no fuera observado por la ASF.

“Es decir, ingresó el dinero federal a las arcas del estado y, a fin de cumplir con el PRI Nacional, fue que se desvió 250 millones de pesos, pero de origen estatal, a fin de que no fueran revisados por auditorías federales, quienes vigilan el dinero de origen federal”, agregó el testigo.