Sin autocrítica y mucho proselitismo, Eruviel Ávila da su sexto mensaje a mexiquenses

Con la amenaza de que continuará viviendo del erario, al igual que su familia, el todavía gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, realizó su sexto mensaje, en el cual no rindió cuentas ni informó de lo hecho y no realizado durante su gestión, fue acto proselitista.

Ávila cerró su discurso reconociendo que tiene la aspiración de “servir” a México. “Por supuesto, conservo una aspiración: la de seguir sirviendo a la gente y entregarlo todo por el bien de México”, dijo el aspirante a la candidatura presidencial, o de algo que le dé fuero.

El mandatario también evitó temas como violencia contra mujeres, obras inconclusas, rendición de cuentas financieras y deuda estatal, pendientes que le dejará al primo del presidente Peña Nieto, Alfredo del Mazo.

Horas antes, el mandatario remitió por escrito a la Legislatura local, a través del secretario general de Gobierno, José Manzur, su último informe de labores, reflejo de las “metas alcanzadas y los anhelos cumplidos de millones de mexiquenses”.

Ante los coordinadores de los grupos parlamentarios del PRI, PAN, PT, Verde Ecologista, Nueva Alianza y PES (faltaron los de Morena y PRD), el priista Diego Moreno, presidente de la Mesa Directiva para el séptimo periodo ordinario de sesiones, dio por presentado el Informe y por cumplimentado el mandato constitucional de rendición de cuentas.

Según Eruviel la entidad se consolidó como el mejor lugar para hacer negocios y como motor de la economía nacional, como el estado con los más grandes e innovadores proyectos en materia de movilidad y transporte, además de proteger la naturaleza al ser el único en recuperar bosques.

“Sin duda, en estos seis años crecieron mis ganas de trabajar por un país mejor. Creció mi amor y mi infinita lealtad a México porque he comprobado que los sueños se cumplen y la mejor recomendación es el trabajo y los buenos resultados y por supuesto que conservo una única aspiración: La de seguir sirviendo a la gente y de entregarlo todo por el bien de México”, aseguró quien gobernó, en dos ocasiones Ecatepec, el ahora municipio más peligroso.

Por su parte, el diputado perredista Javier Salinas advirtió que durante la actual administración creció el número de pobres, al pasar de 7 millones 328 mil en 2012 a 8 millones 230 mil en 2016 (de 45.3 a 47.9% de la población), conforme a las mediciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval).

La población mexiquense en pobreza extrema pasó de 945 mil a más de un millón 57 mil personas (aumentó de 5.8 a 6.1%).

En la entrega del Informe, Manzur Quiroga también enfatizó que con la creación del sistema estatal anticorrupción se cumplió el compromiso de transparencia y rendición de cuentas a la sociedad.

No obstante, el perredista Javier Salinas destacó que el caso OHL “quizá es el tema que más apesta” en la administración saliente, por lo que consideró necesario se aclare antes de concluir, sobre todo porque implicó la deposición de un funcionario –Apolinar Mena, exsecretario de Comunicaciones– que después fue recontratado por el mismo gobierno estatal.

“Es inobjetable, visible el desaseo que se ha dado”, manifestó, en alusión a la reserva de información relacionada con la empresa española hasta 2024, y a la ampliación del título de concesión del Circuito Exterior Mexiquense a OHL por 14 años más, promovida por el mandatario saliente en 2012.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo