Sin los relámpagos no podría existir la vida vegetal

Sin los relámpagos no podría existir la vida vegetal.

El nitrógeno es un alimento esencial para las plantas.

La atmósfera es 80% nitrógeno, pero en una forma insoluble que no puede ser empleado.

Es el calor intenso del relámpago lo que obliga al nitrógeno a combinarse con el oxígeno del aire, formando óxidos de nitrógeno que son solubles en agua y caen a tierra junto con la lluvia, como ácido nítrico diluido.

Este reacciona con los minerales del suelo para convertirse en nitratos, de los que dependen las plantas.
Fuente: IA

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo