Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sin sorpresas; cercano a los Castro, será presidente de Cuba

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (Parlamento) propuso al primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, como el sucesor del presidente del país Raúl Castro, quien dejará el cargo tras dos mandatos de cinco años.

Díaz-Canel, quien celebra su 58 cumpleaños este 20 de abril, debe asumir la responsabilidad de guiar al país en circunstancias inéditas. Para algunos es un reformista a la espera de su oportunidad para hacer los cambios que necesita la Revolución de Cuba, pero para otros es un burócrata gris elegido a dedo para mantener a flote el retrógrado sistema político de la isla.

Era un funcionario joven, delgado de pelo largo que andaba en bicicleta saludando a los vecinos y por su personal estilo de dirigir su provincia tenía la popularidad de una estrella de rock local.

Díaz-Canel sería la primera persona en tomar la máxima dirección que no se apellide Castro desde que triunfó la revolución en 1959 y deberá enfrentarse a una economía estancada, una infraestructura en decadencia, la hostilidad de los Estados Unidos que no levantó el embargo, ni las sanciones contra la isla y las críticas a un modelo de control estatal con salarios bajos en el marco de un congelamiento de la iniciativa privada.

Muchos cubanos a lo largo y ancho de la isla apenas lo conocen. Los últimos años de su ascenso político han transcurrido lento pero sin pausa, escalón por escalón, y asumió un perfil tan bajo que pasaban meses sin que se supiera de sus actividades.

Además de Díaz-Canel, han sido nominados como miembros del Consejo de Estado: Salvador Valdés Mesa como primer vicepresidente y como vicepresidentes Ramiro Valdés, Roberto Tomás Morales Ojeda, Gladys María Bejerano Portela, Inés María Chapman y Beatríz Jhonson.

Poco antes, Estebal Lazo Hernández fue reelecto por unanimidad como presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como Mari Machado como vicepresidenta y Miriam Brito Sarroca como secretaria del Parlamento.