Sin temor a dios ni a ladrones; la lujosa vida del cardenal Rivera Carrera

Dios lo cuida, a ver quién lo perdona. En redes sociales se subieron unas fotos del cardenal  y exarzobispo de México Norberto Rivera Carrera en el aeropuerto viajando con joyas ostentosas y dándose la buena vida, como siempre ha sido e ignorando aquello que “es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que el que un rico entre en el Reino de los Cielos”, frase dicha por su jefe.

Después de que el pasado 5 de febrero dejara el Arzobispado de México, el cardenal Norberto Rivera reapareció el sábado pasado en redes sociales, cuando fue captado en el aeropuerto de Monterrey para tomar un vuelo hacia la Ciudad de México.

Un usuario de redes sociales subió las imágenes con el mensaje: “Casual que vas a viajar en el mismo vuelo que el exarzobispo de México Monseñor Norberto Rivera Carrera y te das cuenta que viaja con un cadenon loco de hartos kilates, un anillo que pesa más que tu equipaje de mano y trae un iPhone 8 plus para mensajearse con nuestro señor Jesucristo Superstar!!! Pero bueno el voto de pobreza solo aplica cuando estás activo en el ramo no!? Jeje excelente día y sigan llenando iglesias que gracias a eso este señor puede viajar así #Humildemente!!” (sic).

En las imágenes publicadas, se ve como el cardenal trae colgando una cadena y una cruz exuberante al parecer de oro puro y en su mano derecha un anillo igual de grande que el anillo papal.

Para terminar los lujos con los que carga el humilde cardenal, usa un celular iphone 8 plus con un valor estimado de 16 mil pesos y hasta 34 mil pesos.

El post dividió opiniones en las redes sociales, algunos se mostraron a favor y otros en contra del cardenal:

“Hay padres que vienen de familia acomodada y pues viven bien, no veo el por qué tendríamos que verlos descalzos o en harapos…(sic)”; “Ni Jay z tiene esas cadenas ahhh perdón ni Obama (sic)”; “Ellos bañados en oro y una gran parte del pueblo muriéndose de hambre”; “Para eso trabaja el señor sacerdote es un trabjo y todo el que trabaja tiene derecho a ganar! (sic)”; “Que tiene de malo ellos trabajan para darse sus gustos. Se supone ellos también tienen sueldo por eso estudian para llegar asu puesto. No veo que hay de malo que porte esas halajas…(sic)”, entre otros,