Sismológico Nacional espera “un gran sismo” devastador

El sismo que se registró la semana pasada, aunque fue el más fuerte en 100 años, no fue tan devastador como el que se espera, así lo advirtió la titular del Servicio Sismológico Nacional, Xyolui Pérez Campos.

De acuerdo a la titular del SSN es imposible predecir qué día y a qué hora ocurriría este sismo, por lo que invitaron a la población a no difundir rumores y no entrar en pánico.

Otros expertos explicaron que el sismo del 7 de septiembre no fue tan destructivo como el de 1985 porque pese a la mayor magnitud no fue de tanta intensidad y tanto la distancia del epicentro como el tipo de movimiento hicieron que los efectos no fueran tan destructivos.

A esto se suma el lugar del epicentro. El terremoto de 8.2 grados Richter tuvo su origen en Pijijiapan, Chiapas, a 650 kilómetros de la Ciudad de México, mientras que el de hace 32 años lo tuvo en las costas de Michoacán, a 400 kilómetros de la capital.

En lo que respecta al tipo de movimiento, también explicaron las diferencias entre ambos: el de la semana pasada fue una falla del tipo normal, mientras que el de 1985 fue una falla inversa.

Según la especialista, el “gran sismo” del que se ha hablado por varios años, “corresponde a las costas de Guerrero en la zona conocida como el GAP, ahí es donde se ha comentado que se espera ese sismo de magnitud 8”.

En México existen cinco placas tectónicas, la de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la del Caribe, de ellas dos tienen una actividad importante por lo que los científicos están alerta de lo que ocurre en ellas.

El sismo e 8.2 grados en la escala de Richter que dejó graves daños en los estados de Oaxaca y Chiapas sucedió luego de la activación de la placa de Cocos y la de Rivera. Por ello, en Guerrero se espera un evento sísmico  muy fuerte debido a que los movimientos de la tierra no ocurren de forma aislada, prueba de ello son las réplicas que ocurrieron tras el sismo de 8.2 grados.

“Este terremoto es uno de los que se pudieron haber esperado pero se esperan otros entre los estados de Guerrero y Michoacán. Y otro que afecte la Placa de Rivera en la parte de Jalisco, Colima y Nayarit hasta las islas Marías en el Océano Pacífico”, explicó Carlos Suárez Plascencia, del Departamento de Geografía y Ordenación Territorial de la Universidad de Guadalajara.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo