El SME da por concluido conflicto laboral con el gobierno federal

Fueron siete años de lucha y por fin el gobierno de Enrique Peña Nieto soluciona un conflicto, aunque habrá que esperar para conocer, a detalle, los términos. El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el Gobierno Federal dieron por terminado el conflicto, por lo que alrededor de 14 mil 500 extrabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro recibirán el pago de su indemnización.

El conflicto que se inició bajo el régimen de Felipe Calderón terminará con la indemnización de los empleados, entre otras prestaciones como la condonación en el pago de viviendas.

Martín Esparza, secretario general del SME, agregó que de acuerdo con documentos firmados por la Secretaría de Energía y ratificados por la Secretaría de Gobernación, se realizará la entrega de las fábricas y talleres en propiedad del Sindicato para poner en marcha los trabajos de la cooperativa.

“Ya está puesto en el documento las suficiencias presupuestales para el pago de todas las indemnizaciones.

“De igual manera queda establecida tácitamente la condonación de los créditos de viviendas de todos los trabajadores de este glorioso Sindicato Mexicano de Electricistas”, recalcó el secretario general.

“Sí, esta ya es la etapa final para dar por concluida esta negociación que lo hemos, dicho, es una negociación transitoria”, indicó Martín Exparza.

Recordó que desde noviembre del año pasado ya está operación la Generadora Fenix, filial creada por Grupo Mota-Engil para operar junto con el Sindicato Mexicano.

Al término de la reunión con el subsecretario de la Segob, Luis Enrique Miranda Nava, el dirigente sindical mencionó que unos 14 mil 500 extrabajadores de LyFC recibirán el pago de la indemnización que en su momento no aceptaron.

Detalló que se concretaron los cuerdos pendientes para terminar con la entrega de fábricas y talleres.

Asimismo, dio a conocer que Luz y Fuerza del Centro se convertirá en la empresa generación de energía eléctrica “Generadora Fénix”.

En agosto se empezarán a cobrar las indemnizaciones de los más de 14 mil extrabajadores que no se liquidaron tras la extinción, y los más de 200 trabajadores que fallecieron durante el proceso, también serán jubilados.