El SNTE garantiza la equidad de género en la dirigencia

Durante su VII Congreso Nacional Extraordinario, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se comprometió a que sus agremiadas ocupen 50 por ciento de los cargos de dirigencia y ha así se ha ido instaurando, con ello el organismo celebró el Día Internacional de la Mujer.

Y así el SNTE se consolida en América Latina como el primero en asegurar la paridad de género en su dirigencia, hecho que forma parte de la transformación emprendida por su presidente Juan Díaz de la Torre.

Durante el seminario Género y Agenda Sindical, en el que participaron maestras y maestros de la República, el secretario general de la organización, Alfonso Cepeda Salas, explicó que el SNTE está integrado por un millón 20 mil maestras en activo, más las profesoras jubiladas, lo que representa el 60 por del gremio.

             

De ahí, expuso, la importancia de empoderarlas para que, además de profesionistas, sean dirigentes. Sólo desde la equidad se alcanzará la igualdad de derechos y oportunidades y en esta tarea el magisterio juega un papel importante para lograrlo, sostuvo.

“Queremos y podemos incidir de manera gradual en un cambio cultural y este es el momento. Ya no más, nunca más la discriminación y la violencia deben ser parte de la vida cotidiana de niñas y mujeres de México”, enfatizó.

En el encuentro la profesora Silvia Luna Rodríguez ofreció la conferencia “Visión histórica en la construcción de la igualdad en el SNTE”, donde hizo un recuento de cómo el sindicato ha contribuido a mejorar las condiciones laborales y el desarrollo profesional de las mujeres del gremio y del país; un ejemplo es el caso de las madres trabajadoras.

“Fuimos el primer sindicato que logró erradicar la constancia de no gravidez como condición para ser contratadas”, destacó.

Actualmente, indicó, el dirigente nacional del Sindicato, Juan Díaz de la Torre, promueve los Institutos de Profesionalización del Magisterio y los cursos gratuitos por Internet a través del SINADEP-SNTE, que abren espacios con flexibilidad de horario para la actualización y profesionalización de las maestras.

Subrayó que el camino para avanzar en los derechos de las mujeres “no es victimizándolas, ni culpando a los hombres, sino emprendiendo una lucha colectiva e incluyente para trabajar juntos, desde la equidad y la paridad de género, la igualdad de derechos y oportunidades”.

El futuro del gremio y del país sólo tiene viabilidad si se suman los esfuerzos de hombres y mujeres en una misma fuerza, apuntó. “México cuenta con el SNTE para honrar su pasado y construir desde el presente un futuro con desarrollo incluyente, con plena igualdad de derechos para hombres y mujeres”, sostuvo.

En el seminario Lucila Parga Romero, investigadora y especialista en temas de género, dictó la conferencia “Antecedentes, presente y futuro del Día Internacional de la Mujer”, en la que pidió a las maestras “levantar la voz para que las instituciones se comprometan con sus derechos”.