SNTE y Gobernación fortalecen lazos a favor de los maestros y la educación

El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre, se reunió con el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, en la que planteó las demandas de los maestros, quienes, dijo el funcionario público, son un elemento sustantivo en la transformación del país y la permeabilidad social de los mexicanos.

En el Salón Revolución de la SEGOB, Díaz de la Torre ratificó el compromiso del gremio con la defensa irrestricta de la educación pública de calidad. “El SNTE es una institución conformada por profesionales de la educación al servicio de la mejor causa del país: la educación”.

El dirigente nacional de los maestros subrayó que el gremio exige certeza laboral, seguridad social y salarios dignos; demandas que se corresponden con el esfuerzo y vocación de los docentes que han decido permanecer en las aulas.

Díaz de la Torre “refrendó el apoyo de este sindicato con las instituciones educativas del país”. El gremio es una institución al servicio de la educación”. La unidad del magisterio fortalece al sistema educativo, dijo.

Al dar la bienvenida a los integrantes de los Órganos Nacionales de Gobierno del SNTE y a los secretarios generales de todo el país, Navarrete Prida resaltó el valor social de los maestros y su lucha por la educación pública, laica, gratuita, democrática y obligatoria.

“Sólo a través del aprendizaje se puede fincar el futuro de un país y eso es lo que nuestro gremio del sindicato nacional de maestros le ha representado a México, le representa y le va a seguir representando”.

En el encuentro, Navarrete señaló que es a través del diálogo como se construyen los pactos y se logra la unidad en beneficio de los mexicanos.

Diálogo es lo que se requiere para hacer del país “la nación democrática, plural, digna y soberana que somos”.

También comentó que la educación es la llave de la libertad y la punta de lanza para poner a México en la ruta del desarrollo en el siglo 21.

Reconoció la labor de los docentes porque su vocación y entrega brindan a niñas, niños y jóvenes las mejores herramientas para hacer frente al mundo actual.

Aseguró que la educación en México es una prioridad y política de Estado, porque es puerta del conocimiento, empodera a las personas, fortalece la conciencia y participación ciudadanas, pero, sobre todo, es el más eficaz mecanismo emancipador e igualador social.

Gracias a su compromiso con la enseñanza, los profesores dan la certeza a madres y padres de familia de que sus hijos reciben una educación de calidad, dijo.