Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Sólo Cuba y Venezuela tienen peor salario que México, alerta Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que encabeza Gustavo de Hoyos Walther, señaló que el salario mínimo general de 88.36 pesos, se redujo en términos reales en un 55 por ciento desde diciembre del 1982 a la fecha, por lo que actualmente se ubica por debajo de la línea de bienestar.

Al respecto, indicó que, a pesar de los dos incrementos más recientes, esa cantidad solamente alcanza a cubrir el 89 por ciento de la canasta alimentaria y no alimentaria, de acuerdo a cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

México tiene uno de los tres peores salarios de Latinoamérica, en donde el promedio mensual es de 335 dólares; únicamente los asalariados de Cuba y Venezuela, en ese orden, tienen peores percepciones que los mexicanos.

En ese sentido, la Coparmex refirió que el salario mínimo mexicano es uno de los más bajos en la región de Latinoamérica -en donde el promedio es de 335 dólares mensuales- y sólo es superior al nivel salarial de Cuba y Venezuela, equivalente a 29.6 y 30 dólares, respectivamente.

En México es apenas de 141 dólares al mes.

   

Para revertir esa pérdida, la Coparmex propone convertir a la Conasami en la Comisión Nacional de Remuneraciones (Conare), para asumir la responsabilidad de desarrollar y administrar la política salarial de manera transversal y prospectiva.

“Estamos convencidos que se requiere un cambio normativo de gran calado para dar vida a una nueva cultura salarial a nivel nacional”, sostuvo la Coparmex.

Señaló que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos tiene un mandato limitado y no tiene la capacidad legal para definir y administrar una estrategia amplia de remuneraciones para nuestro país, que vaya mucho más allá de la fijación de los salarios mínimos.

Por ello, explicó que la Comisión Nacional de Remuneraciones (Conare) debe ser un órgano tripartito, colegiado y con un mandato amplio para desarrollar una política salarial, en la cual se cuente con el apoyo de una dirección general, representantes del gobierno, patronales y trabajadores.

Se tratará de “una comisión más ambiciosa que pueda dar cumplimiento efectivo al mandato constitucional de garantizar un salario digno para los trabajadores”, enfatizó.

“Hoy es el momento coyuntural para transformar la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) en una institución que esté a la altura de los desafíos que enfrenta México”, insistió.