Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Solo un integrante del gabinete de AMLO hace caso a la transparencia

Pese a tener ya un cargo público, quienes conformarán el próximo gabinete de Andrés Manuel López Obrador ignoran su compromiso con la transparencia, pues solo uno de ellos ha presentado su declaración 3de3.

De acuerdo con el portal “La Silla Rota”, ante el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y Transparencia Mexicana, Miguel Torruco Márquéz es el único de los 18 miembros que presentó su 3de3, él es empresario y fue secretario de Turismo en la Ciudad de México, al ocupar este cargo presentó su declaración patrimonial, de intereses y fiscal en la iniciativa 3de3 en 2016.

“Señaló tener un ingreso anual de un millón 611 mil 693 pesos, de los cuales un millón 308 mil 100 pesos son por sueldo, bonos y compensaciones; 74, mil 793 pesos por actividad financiera y 228 mil 800 por concepto de “otras actividades”, que se refiere a ingresos por arrendamientos, regalías, donaciones, entre otros”, detalla el reportaje de Sharenii Guzmán.

De los futuros integrantes del gabinete, hay quienes han ocupado cargos de la función pública que no han presentado su declaración.

En este caso se encuentran Rodío Nahle, próxima titular de la Secretaría de Energía, quien ahora es coordinadora parlamentaria de Morena en la Cámara de Diputados; Alfonso Romo, quien ocupará la jefatura de Oficina de la Presidencia; Carlos Urzúa, en la Secretaría de Hacienda; Graciela Márquez Colín en Economía.

También es el caso de María Luisa Albores en Desarrollo Social; Román Meyer Falcón, en la Sedatu; Josefa González Blanco, en Medio Ambiente; Esteban Moctezuma en Educación; Luisa María Alcalde, en la Secretaría de Trabajo; Javier Jiménez Espriú, en Comunicaciones y Transportes e Irma Eréndira Sandoval, en la Secretaría de la Función Pública.

En el caso de Sánchez Cordero, cuando fue ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) entregó su declaración de inicio y conclusión al cargo; sin embargo, no la hizo pública y el Comité de Transparencia determinó que era clasificado como confidencial.

Marcelo Ebrard presentó un documento con su declaración cuando fue candidato de Movimiento Ciudadano al Senado en 2015 y ofreció una conferencia de prensa en la que señaló que no es dueño de propiedades y percibía ingresos por no más de 150 mil pesos mensuales de consultorías y conferencias.