Superficial y arisco, así se puede definir al secretario anticorrupción, Ricardo Salgado

Aunque tiene 20 años en la administración pública federal Ricardo Salgado es un personaje invisible, siempre de bajo perfil, y el primer día como titular de la Secretaría Ejecutiva del naciente Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) mostró cómo será su relación.

En su discurso inicial se trazó muchos objetivos, pero no dijo el cómo los alcanzaría y también se negó a una entrevista o conferencia con la prensa, con lo cual marca el límite con el gremio, pero sobre todo con la opinión pública, pues siempre ha preferido mantenerse alejado de las explicaciones.

Salgado, de los candidatos al cargo, es quien carece de experiencia en asuntos relacionados con la sociedad civil, a la que ni mencionó en su ponencia.

Este hecho cobra relevancia en el contexto actual, pues la semana pasada las organizaciones no gubernamentales se retiraron de la Alianza por un Gobierno Abierto.

En una ceremonia en la Secretaría de la Función Pública, la presidenta del Comité Coordinador del Sistema, Jaqcquelline Peschard, destacó que la elección del secretario técnico es producto de la metodología y criterios que se establecieron para evaluar a cada uno de los 24 aspirantes originales.

El nombramiento de Ricardo Salgado se tomó luego de que el Órgano de Gobierno del Sistema Nacional Anticorrupción escuchó las exposiciones de los tres aspirantes, Max Kaiser, Alejandra Rascón y Ricardo Salgado, y después de deliberar a puerta cerrada durante 15 minutos y después emitieron su voto de manera pública.

Ricardo Salgado prometió proveer asistencia técnica e insumos a las autoridades que tengan competencia en la prevención, detección, investigación y sanción de hechos de corrupción.

En la última década y media, Salgado fue titular de las unidades de asuntos jurídicos en el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), en la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Desde octubre de 2014 se desempeñaba como titular de la Autoridad Investigadora en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En lo inmediato, entre sus principales tareas estará estructurar el nuevo sistema y dotarlo de un estatuto de gobierno o un reglamento interno que definan cómo va a funcionar.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo