Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

También la reforma energética se tambalea; AMLO le pone ultimátum

Le quieran dar borrón al neoliberalismo de Peña. Las reglas cambian y ya antes de tomar el poder total. Las rondas petroleras serán suspendidas, la renuncia de Juan Carlos Zepeda, como titular de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), y la ‘invitación’ para que su homólogo de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) también se vaya, manda una “mala” señal a las inversiones privadas en el sector energético y aumenta la incertidumbre sobre el futuro en este mercado.

“Esto demuestra una visión muy clara de que el Estado quiere tener injerencia en toda la cadena de la industria energética”, dijo el vicepresidente de la consultora Welligence Energy Analytics, Pablo Medina.

Según Rocío Nahle, secretaria de Energía, será hasta el 2021, después de que el gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador concluya con la revisión de los 107 contratos otorgados durante la primera ronda y se dicten nuevas reglas, informó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador puso un plazo de tres años para que las empresas que obtuvieron contratos a través de la reforma energética empiecen a producir, ya que, afirmó, de estos contratos “no se ha sacado un solo barril de petróleo”.

Durante su conferencia matutina, al mandatario señaló que sólo el 2% de la inversión que ha hecho Pemex en los últimos cuatro años han sido de inversión extranjera.

“No se van a cancelar los contratos, lo que queremos es que demuestren que van a invertir y vamos a dar una tregua de tres años para que den resultados, pero no queremos que tengan los título de posesión sólo para especular. A partir de los resultados, tomaremos una resolución. No podemos estar regalando territorio para la extracción de petróleo si no hay inversión y producción”, dijo.

También informó que en los próximos días viajará a Campeche, donde se iniciará con la perforación de nuevos pozos petroleros y la intervención en pozos que están declinando pero que se pueden reactivar. “Necesitamos extraer petróleo, se ha caído la producción petrolera y tenemos que intervenir. Por ello, Pemex manejará más inversión”.