Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Televisa y Tv Azteca ya amarraron con gobierno de AMLO

En la política de la reconciliación que propuso Andrés Manuel López Obrador caben todos, incluidas las televisoras que por décadas lo pintaron como un peligro para México, y que ahora ya encontraron acomodo en la próxima administración federal.
Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, tanto Televisa como Tv Azteca han recibido cerca de 14 mil millones de pesos por concepto de publicidad, dinero que estaba en riesgo cuando Andrés Manuel López Obrador se postuló en febrero pasado como candidato a la Presidencia de la República.
Si por algo se caracterizó López Obrador en su tercer intento por alcanzar la silla presidencial, fue en aceptar a propios y extraños en su movimiento, y las televisoras no fueron la excepción, a pesar de que en el pasado las calificó como parte de la mafia en el poder.

Estando así las cosas, el tabasqueño no sólo llegó a un pacto de no agresión con Televisa y Tv Azteca, sino que además, prometió darle cabida a representantes de Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego en su gobierno, para que se quedaran tranquilos en cuanto a sus intereses se refiere.
Como garante de Tv Azteca, López Obrador integró a su equipo a Esteban Moctezuma Barragán para que se haga cargo de la secretaría de Educación, y quien en los últimos años se ha desempeñado como el cerebro financiero de Ricardo Salinas Pliego a través de la Fundación Azteca.
Por su parte, el consorcio de San Ángel cuenta con el apoyo de Alfonso Romo, actual jefe de gabinete de López Obrador, y quien en el pasado fue miembro del consejo de administración de Televisa. Asimismo, el suegro de Emilio Azcárraga Jean, el señor Marcos Fastlicht, forma parte del Consejo Asesor para Garantizar la Paz del nuevo gobierno entrante.
Hechas las alianzas y los nombramientos a los hombres cercanos de las televisoras, el trato de Televisa y Tv Azteca para con el entonces candidato de Morena fue preferencial, mismo que fue desde entrevistas a modo, despidos de sus detractores y hasta el préstamo del estadio Azteca para su cierre de campaña.
Declarado el triunfo de López Obrador, ahora le tocará a él consumar su parte del acuerdo para con las televisoras, y para lo cual ya le incrustó a su propia gente en su equipo de gobierno para garantizar que se cumpla la palabra dada en la campaña electoral.