El tema del muro enrarece relación EPN-Trump; negociaciones del TLC avanzan

Revelaciones del diario estadounidense The Wasington Post señalan que mientras continúa el desacuerdo en cuanto al tema del muro, los gobiernos de México y Estados Unidos mantienen concordancia en cuanto a las negociaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Luego de que el Presidente Enrique Peña Nieto, sostuvo una conversación telefónica con su homólogo Donald Trump, en la que no llegaron a un acuerdo respecto al muro fronterizo, los planes de que el Presidente mexicano visitara la Casa Blanca, se vinieron abajo, reveló The Washington Post.

Peña Nieto tenía contemplado visitar Washington a finales de febrero o a principios de marzo, pero el plan fue suspendido luego de que Trump no acepta afirmar públicamente la posición de México de que no financiará la construcción del muro fronterizo, pues considera que es ofensivo para el pueblo mexicano.

  

El diario Washington Post afirmó que en la conversación duró aproximadamente 50 minutos y fue realizada el martes 20 de febrero en la cual, Enrique Peña Nieto y Trump dedicaron una parte considerable del tiempo al tema del muro, sin embargo, ninguno de los dos mandatarios comprometió su posición.

Afirma que la postura política de ambos presidentes ha dañado su relación personal y pone en riesgo la alianza entre los países vecinos, pues mientras el mandatario estadounidense exige que México pague por el muro, Peña Nieto sostiene que no lo hará.

En tanto, Michael Anton, vocero del Consejo de Seguridad Nacional de Trump, aseguró que aún con los desacuerdos que puede haber entre los mandatarios, las negociaciones entre sus respectivas administraciones continúan a buen ritmo en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues ambos gobiernos se han esforzado para mostrar que los lazos se mantienen fuertes.

“Disfrutamos de una excelente relación con México y las dos administraciones han estado trabajando durante un año para profundizar nuestra cooperación en una variedad de temas que incluyen seguridad, inmigración, comercio y economía”, dijo Michael Anton.

Tradicionalmente, los presidentes estadounidenses han priorizado las visitas con sus contrapartes mexicanas poco después de asumir el cargo, teniendo en cuenta los estrechos vínculos entre los países vecinos.

En enero de 2017, pocos días después de que Donald Trump asumiera la presidencia, Peña Nieto suspendió un viaje planificado para reunirse con el mandatario estadounidense en Washington en medio de una guerra de palabras entre los dos líderes sobre la propuesta del muro fronterizo de Trump.