Tercer debate chilango con más pena que gloria; descalificaciones, el tema

Ataques, acusaciones y pocas propuestas fueron los ejes del tercer y último debate entre los siete candidatos a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Al igual que en el primero y el segundo se presentaron las mismas propuesta. Los ataques se centraron en las dos punteras.

Por la lado, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum recibió ataques de los otros seis abanderados por los mismos casos destacando el Rébsamen, además a la perredista, Alejandra Barrales, también le llovió por su fortuna. Las fotomultas, tenencia, corrupción y la compra del voto fueron los temas de ataque.

Las propuestas conjuntas fueron eliminar corrupción, combatir la inseguridad, reformar la (nueva) Constitución y que la Fiscalía Anticorrupción sea autónoma fueron algunas de las propuestas que los candidatos a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México presentaron la noche del miércoles en el #DebateChilango.

Claudia Sheinbaum, Alejandra Barrales, Mikel Arriola, Mariana Boy, Lorena Osornio, Purificación Carpinteyro y Marco Rascón también contrastaron planteamientos como la transparencia de los gastos y castigar a servidores públicos corruptos con 15 años de cárcel.

Durante este encuentro, los contendientes expusieron propuestas sobre Gobierno y Transparencia y Acceso a la Información, la mayoría de las cuales contrastaron: mientras unos plantearon eliminar la tenencia vehicular, otros propusieron aumentar este impuesto.

“Vamos a acabar en los primeros 100 días con los abusos del gobierno de la Ciudad. Vamos a encabezar un gobierno honesto y austero”, prometió Sheinbaum.

En tanto, el priista Mikel Arriola prometió hacer en un mes lo que no realizó PRD en 20 años al frente del gobierno capitalino y bajar los índices de seguridad. La candidata independiente Lorena Osornio llamó a los ciudadanos pensar en sus necesidades antes de votar, mientras que Mariana Boy, del PVEM, presumió no tener estar envuelta en ningún escándalo ni tener nada “sucio”.

“Lo que no le dices, Claudia, a la gente, es que lo que ustedes tienen contra el gobierno del doctor Mancera es coraje y venganza porque no aceptó tapar las corruptelas de la línea 12 del Metro de los que están contigo. Y lo que más les hizo enojar a la gente de Morena es que Mancera no estuvo dispuesto a mantenerlos, porque no aceptó quitarle el diezmo a los trabajadores, como hacen con Delfina (Gómez) en el Estado de México, sentenció Alejandra Barrales.

Tras acusarla de simular ir contra la corrupción, Barrales dijo que algunos de los integrantes de la campaña de la morenista están involucrados en actos de corrupción. Los de la línea 12, (René) Bejarano, de los videoescándalos; Marcelo Ebrard, (Francisco) Chíguil, del News Divine; tu nueva y reciente adquisición, Layda Sansores. Esta es tu verdadera cara ante la corrupción, le increpó.