Testigos reconocen al agresor del precandidato de Izcalli; Sergio “N” ahora niega los hechos

En la audiencia inicial para formular imputación, el presunto agresor y homicida de Francisco Rojas San Román, precandidato del PRI a la alcaldía de Cuautitlán Izcalli, Sergio “N”, rechazó de manera terminante los cargos en su contra, se reservó su derecho a declarar y solicitó la duplicidad del término Constitucional para que se determine si se le abre proceso.

El PRI del Estado de México afirmó la semana pasada que el detenido había confesado ser el agresor, pero ahora la estrategia de los abogados parece ser contraria.

Sin embargo, el Ministerio Público informó que con el agresor, pusieron a cuatro hombres con las mismas características físicas y que los testigos señalaron a Sergio “N” como la persona que disparó contra Francisco Rojas y María Eugenia Romero.

La novedad en el caso es que en la camioneta habría viajado una tercera persona, una mujer que resultó ilesa y que, no obstante, tampoco aportó nuevas pistas sobre los asesinos.

   

En compañía de su abogado, Carlos Villanueva, Sergio “N”, de 29 años de edad, declaró un lacónico “Niego los hechos”; la siguiente audiencia está programada para el miércoles 28, último día de este febrero.

No se precisó ni cómo ni dónde fue detenido el presunto agresor de Rojas San Román y su cuñada, María Eugenia Cano Romero, quien también murió días después del atentado.

En los juzgados orales de Cuautitlán, la juez de control, María del Rocío Ferreira García, impuso medida cautelar de prisión preventiva oficiosa; determinó que la detención fue legal y acordó duplicar el término para determinar si se sujeta o no a proceso al inculpado.

La defensa de Sergio “N” confía en reunir las pruebas suficientes para que su cliente quede en libertad el mismo miércoles.

Los testigos señalaron que vieron al inculpado desde las 19 horas rondando la zona; después de disparar contra las víctimas, escapó con su cómplice a bordo de una motoneta.