Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ticketmaster le entra al redituable negocio de la ¡reventa!

Era otro secreto a voces. De acuerdo a una investigación periodística se descubrió una red en la cual realizan fraude a través de Ticketmaster, y son empleados de esa empresa quienes abastecen de boletos a los revendedores.

Recién se anunció el concierto de Gorillaz en la Ciudad de México para octubre de 2018, y los boletos se agotaron en cuestión de horas. Abrieron una segunda fecha para venta general y sucedió lo mismo: “Boletos no disponibles, pero debes estar atento mientras se acerca la fecha porque se pueden liberar algunos”. Cada vez que un artista de alto perfil se presenta en los recintos más grandes de las ciudades, sucede algo similar.

Según un reporte de la CBC News y The Toronto Star, dos de sus reporteros realizaron una investigación en la que descubrieron una red de fraude, donde empleados de Ticketmaster estarían involucrados con los propios revendedores.

Los periodistas asistieron a la Ticket Summit en Las Vegas, un evento que reúne a grandes firmas del negocio de la venta de entradas para eventos masivos. Ahí, un representante de Ticketmaster explicó cómo opera a los reporteros, creyendo que se encontraba ante potenciales clientes:

“Tengo compradores que tienen literalmente un par de cientos de cuentas falsas. (El uso de bots o cuentas ficticias simultáneas) no es algo que miremos o informemos (para detenerlo)”, dijo el empleado.
Dicha herramienta, permite a los interesados poner a la venta boletos que ya fueron comprados con anterioridad, es decir, es un sitio de reventa legal.

En este sentido, lo grave del asunto es que en dicho evento TicketMaster habría participado activamente, intentando enganchar a revendedores para que usaran TradeDesk en sus actividades.

Además, durante la presentación de TradeDesk, otro representante explicó cómo no habría problemas legales para quien intente revender boletos:

“No gastamos el tiempo mirando sus cuentas de Ticketmaster.com. Ni nos importa lo que compren. No nos interesa. Hay una separación total entre Ticketmaster y nuestra división [TradeDesk]. Es como la iglesia y el estado… No se supervisa eso en absoluto” explicó.

Ticketmaster tiene el doble de ganancia. De acuerdo con la investigación, Ticketmaster dirige un programa de reventa que permite a los revendedores vender directamente en el sitio. Ahora bien. Con la venta de un boleto de forma “normal”, la compañía se queda con un porcentaje de las tarifas. Por ejemplo, un boleto de 209.50, Ticketmaster se queda con 25.75 dólares. Si el revendedor adquiere el boleto y lo vuelve a poner en venta por 400 dólares, la compañía vuelve a percibir un porcentaje de ese boleto, en este caso, 76 dólares. Dos ganancias distintas por un mismo boleto.CBC News/Toronto Star registró más de 4 mil 500 boletos en reventa.