Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El TLCAN, raptado por Trump hasta pasadas las elecciones de EU, impuestos a autos del 20%

El presidente estadounidense, Donald Trump, sentenció que esperará hasta después de las elecciones legislativas en Estados Unidos, en noviembre, para firmar cualquier acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), a pesar de las tensiones comerciales con Canadá y México.

“Podría firmar el TLCAN mañana pero no estoy contento con él. Lo quiero hacer más justo (… ) Voy a esperar hasta luego de las elecciones”, dijo en entrevista transmitida este domingo por el canal FOX News.

Puntualizó que si México y Canadá no están satisfechos con las condiciones propuestas por Estados Unidos para la modernización del TLCAN entonces impondrá tarifas de 20% a los automóviles importados de estos países a territorio estadounidense.

“Si no están satisfechos con eso (la propuesta de Estados Unidos) voy a imponer un impuesto a los autos que vienen a Estados Unidos y eso es lo importante. Los autos son lo importante. Podemos hablar del acero y de todo, pero lo más importante son los autos”, destacó el mandatario.

La entrevistadora, Maria Bartiromo, explicó a Trump que productores de autos han señalado que una tarifa hipotética de 25 por ciento a los autos importados equivaldrían a 45 mil millones de impuestos a los consumidores de Estados Unidos.

Respecto a las críticas sobre la política de separar familias en la frontera, comentó solamente que había firmado una orden para revertir tal práctica.

Pareció festejar, sin embargo, que algunos demócratas progresistas llamaran a la abolición de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) porque predijo que les restaría puntos rumbo a las lecciones intermedias. Ensalzó además a los agentes de ICE por su labor contra el crimen.

Las declaraciones de Trump llegan el mismo día en el que entran en vigor los aranceles de Canadá a productos de Estados Unidos, como represalia por los gravámenes al acero y aluminio canadiense y mexicano que Washington decidió imponer a finales de mayo.

También coinciden con el día de las elecciones presidenciales en México, donde el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador es el favorito en todas las encuestas y sentaría a un nuevo equipo negociador en el diálogo con Washington y Ottawa.