Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Por tortura, liberarán a detenidos en la desaparición de normalistas

El caso de Ayotzinapa será eterno. La Procuraduría General de la República (PGR) de Enrique Peña Nieto, advierte que aunque se hagan más peritajes todos lanzarán los mismos resultados de la verdad histórica.

Sin embargo, lo que sostiene ese teoría pronto quedarán libres, cuando se dictamine que efectivamente hubo tortura para declarar que los estudiantes de la normal de Ayotzinapa fueron torturados para declarar.

“Pueden intervenir tantos y cuantos deseen y van a llegar al mismo resultado”, dijo Margarita Montaño Soriano, directora general de Especialidades Médico Forenses.

Esa expresión podría venirse abajo si la cuarta parte de los 130 detenidos y procesados obtienen su libertad al acreditar ante el Poder Judicial de la Federación que fueron torturados algunos para declarar que el destino final de los jóvenes fue el basurero de Cocula, todo tras el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México en el que se menciona que existen fuertes indicios para afirmar que hubo tortura en 34 casos.

Montaño Soriano presume que el caso Ayotzinapa no está delimitado y las autoridades pueden solicitar los peritajes que sean convenientes para llegar al resultado final.

“El caso Iguala en particular tiene intervenciones múltiples en diferentes disciplinas y especialidades; usted dijo algo muy peculiar, la verdad que ellos quieren encontrar. Le puedo decir que lo que se ha realizado en servicios periciales ha estado dentro de los parámetros metodológicos establecidos, nacionales e internacionales”, explicó la funcionaria.

La verdad histórica se ha enfocado en declaraciones de policías municipales, presuntos integrantes de Guerreros Unidos, en estudios de fuego practicados en el basurero y en muestras obtenidas ahí y en el río San Juan que fueron enviadas a la Universidad de Innsbruck, Austria.

Una de las declaraciones clave en el caso es la de Agustín García Reyes, El Chereje, integrante de Guerreros Unidos, que fue llevado a una diligencia al río por el entonces titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomas Zerón.

Pero El Chereje, identificado como autor material de la desaparición de los normalistas, es uno de los que han denunciado tortura durante su detención.