Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Trabajadoras domésticas, empleadas fantasma para la Suprema Corte de Justicia

Los empleados de primera desechan a las trabajadoras domésticas.  Los patrones no están obligados a inscribir en el Seguro Social a sus empleados domésticos Así lo acordaron magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quienes cuentan con seguridad médica y además un seguro de gastos médicos que es pago con el dinero de sus empleadores, los mexicanos.

El ministro Alberto Pérez Dayán, presentó esta iniciativa que buscaba proteger a los empleadas domésticas por los riesgos que pudieran sufrir en sus trabajos.

Aunque no estarán obligados a afiliar a sus empleadas domésticas, los patrones sí tendrán la obligación de pagar los riesgos y enfermedades que sufran durante sus labores, según determinaron.

“El hecho de que los empleados domésticos no se encuentren contemplados dentro del régimen obligatorio del Instituto Mexicanos del Seguro Social, no vulnera, en sí y por sí mismo, el derecho humanos a la seguridad social, a menos que: (1) esa exclusión se base en criterio discriminatorios; y (II) no exista algún otro régimen de seguridad social al que puedan acogerse tales trabajadores”, refiere el expediente del proyecto del ministro Pérez Dayán.

Los seguros de riesgos de trabajo incluirán enfermedades, maternidad y seguros de invalidez y vida, así como de retiro y cesantía en edad avanzada y vejez.

La corte negó amparar a una mujer que trabajó durante 50 años para una familia y que buscaba ser indemnizada e inscrita al Seguro Social para obtener una jubilación, pago de salarios caídos y demás prestaciones de ley.

La quejosa cuestionó la constitucionalidad de que los patrones no estén obligados por ley a inscribir a los trabajadores domésticos ante el IMSS pues esto podría interpretarse como un trato discriminatorio.

Hay que recordar que, por ejemplo, Luis María Aguilar Montes, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene un sueldo anual que percibe para 2018 de 4 millones 659,489pesos netos, libres de impuestos y contando prestaciones. Equivale a 388 mil 291 pesos mensuales, además de muchas más prestaciones.