Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Trágate esa Trump; Meryl Streep rompe su récord, 20 nominaciones al Oscar

Según Donald Trump, presidente de Estados Unidos Meryl Streep, es una actriz “sobrevalorada”; sin embargo, supera su propio récord como la actriz más nominada para el Oscar, ya suma 20 nominaciones.

La actriz de 67 años tenía 15 nominaciones como Mejor actriz y cuatro como Mejor actriz de reparto, ahora fue nominada como Mejor actriz por su papel en la comedia biográfica Florence Foster Jenkins sobre una cantante socialista en Nueva York.

Katharine Hepburn y Jack Nicholson están empatados en el segundo lugar con 12 indicaciones cada uno. Su nominación llega poco después de que Donald Trump se refiriera a ella como “una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood”.

Fue la reacción semanas atrás del entonces presidente electo al discurso de la legendaria actriz en los Globos de Oro, en el que arremetió contra Trump -aunque sin nombrarlo- por su retórica divisiva.

Su primera nominación llegó en 1979 por su papel en el drama sobre la guerra de Vietnam El francotirador.

Streep, que también tiene el récord de más nominaciones en los Globos de Oro (30), reaccionó a su más reciente indicación con un gif en el que aparece una escena de ella bailando tomado de un video del cantautor británico Paul McCartney.

Sus seguidores tomaron las redes sociales para felicitar a la actriz, que ganó el Oscar en 2012 por La dama de hierro y antes, en 1983, por La decisión de Sophie y en 1980 por Kramer vs. Kramer.

Su nominación llega poco después de que Donald Trump se refirió a ella como una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood.

Fue la reacción semanas atrás del entonces presidente electo al discurso de la legendaria actriz en los Globos de Oro, en el que arremetió contra Trump -aunque sin nombrarlo- por su retórica divisiva.

En una serie de ‘tuits’, Trump escribió: “Ella es una lacaya de Hillary que perdió mucho. Por centésima vez, nunca ‘parodié’ a un reportero discapacitado (nunca haría eso), sino que simplemente lo mostré ‘rastrero’ cuando él cambió totalmente una historia que había escrito hacía 16 años en orden a hacerme quedar mal”.