Transcurre segundo debate entre ocurrencias y ataques de López Obrador

Las ocurrencias de “ya sabes quién”, con aquello de cuidar su cartera o llamar Ricky Riquín al candidato de Por México al Frente, además de las propuesta de expropiar Banamex y el abrazo colectivo al final, es lo resaltó del segundo debate presidencial que se efectuó esta vez en Tijuana, Baja California.

En lo que coincidieron Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y Jaime Rodríguez Calderón fue en condenar el trato que México recibe de parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Tenemos que hablarle claro al presidente Trump y hablarle directo, para que entienda. Yo me voy a poner enfrente para hablar y negociar” el Tratado de Libre Comercio”#, señaló Elk Bronco Rodríguez.

   

Anaya fue claro al reprocharle a López Obrador de piratearse ideas antiguas, como la de construir vías férreas en lugares donde ya existen y no se les ha sacado provecho.

En uno de los varios pasajes de intolerancia que mostró el candidato de Juntos haremos historia, López Obrador le dijo a Anaya “demagogo canallita”.

En otro capítulo, López Obrador llamó a Ricardo Anaya “Ricky Riquín”.

En su oportunidad, el candidato de Todos por México, Meade, resaltó su presunta preparación académica y se dijo el único que tiene una vida limpia y puede acreditar sus ingresos, en clara referencia al tiempo que ha permanecido en el desempleo López Obrador.

Meade sacó a flote el tema del secuestro en el que participó Nestora Salgado, ahora candidata de Morena para el Senado. “Sobre tu conciencia”, Andrés Manuel, manifestó.

En otra de sus ocurrencias, el tabasqueño López Obrador dijo “#voy a guardar mi cartera” en un momento en que se acercó Ricardo Anaya, quien señaló que desconoce los temas que se trataban y que “tus asesores te preparan tus tarjetitas”.

Después del debate, Anaya se reunió con sus seguidores y recalcó que “ya me dan como ganador” del segundo debate y prometió que ganará la Presidencia de la República.