Tras 3 niñas, Jacky Bracamontes buscará al varoncito pase lo que pase

Tras 3 niñas, Jacky Bracamontes buscará al varoncito pase lo que pase

La conductora Jacky Bracamontes está esperando bebés por cuarta ocasión, así lo anunció en la cadena Telemundo, la televisora de la que ahora es parte. Pero la noticia trajo una felicidad a medias, pues se sabe que ella está desesperada por dar a luz a un varoncito.

En el programa de ‘Un Nuevo Día’, la también actriz confesó que tiene tres meses y medio de espera y se dijo muy emocionada, al grado que entre los miembros de su familia ya están haciendo apuestas para saber si es niño o niña.

Al ser cuestionada qué será el bebé, la actriz reveló que espera gemelos y que hasta el momento no sabe si se trata de una niña o un varoncito, por lo que refirió que salga lo que salga, ella y su familia estarán muy orgullosos por recibir a los nuevos integrantes.

La ex Miss México y el corredor de autos Martín Fuentes ya tienen tres niñas de entre 5 y dos años, sin embargo, la pareja nunca ha ocultado su deseo de tener un varón.

En ese capricho por tener a un niño a como dé lugar, el esposo de Jacky, el corredor de autos Martin Fuentes la ha presionado para que le cumpla su sueño dorado, sin importarle que hasta la fecha ya lleva cinco intentos fallidos.

Aunque por ahora no se sabe si serán varoncitos los gemelos que esperan, lo cierto es que eso no le preocupa a Martín Fuentes, pues según lo ha dejado entrever, así lo tengan que intentar diez veces más, él quiere tener a su heredero tarde que temprano.

Mientras Fuentes sigue tan campante intentándolo, Jacky Bracamontes tendrá 5 hijos en los últimos seis años, lo que más allá del desgaste de su físico, también ha perdido buenas oportunidades de trabajo, pues ha estado más ocupada en su vida familiar que en la laboral.

Seguidores de Bracamontes han comenzado a realizar cadenas de oraciones a través de las redes sociales para que Jacky por fin pueda tener un varoncito, y así logre complacer a su marido y de ese modo ya la deje tranquila, y pueda cerrar la fábrica felizmente.