Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tras reforma energética, gas doméstico más caro hasta en 60.8% este año

El presidente Enrique Peña Nieto vendió un patrimonio de México, asegurando que eso mejoraría la economía de los mexicanos y traería bajas en los precios. La realidad ha sido muy diferente.

La inflación que se ha visto incrementada en los últimos meses vacía los bolsillos de los mexicanos y es el gas Licuado de Petróleo (LP), el que más se consume en los hogares del país, lo que impide la baja en ese índice, pues ha registrado incremento hasta en 60.8%.

De acuerdo con el reporte más reciente al 15 de octubre pasado, en diciembre del año anterior, en Quintana Roo el precio del gas  tuvo un aumento del 60.8 por ciento, Tamaulipas, 57.3 por ciento, y en Coahuila tuvo c un incremento del 51.2 por ciento

Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, ha justificado el agravamiento como un ajuste internacional, así como una consecuencia de las afectaciones en la disponibilidad del gas LP por el huracán Harvey: “es por una caída de los inventarios en Estados Unidos, principalmente por los efectos del meteoro sobre la infraestructura”.

Y es que dependemos directamente de Estados Unidos en lo que a energía, entre otras cosas,  refiere, pues en México no hay refinerías para procesar el petróleo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa anual de inflación se ubicó en 6.37 por ciento en octubre, la cual fue influenciada, entre otros factores, por el constante aumento del gas LP.

Para Gerardo Martínez Morales, director de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC), el incremento en los precios de los combustibles provocó una escalada en los costos de productos de uso y consumo.