Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tribu del PRI quiere echar abajo presidencia de Ruiz Massieu; la impuso Peña

Por ello, deja en la presidencia a alguien que le cuide las espaldas durante un año. La corriente del PRI, denominada Democracia Interna, que dirige el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien ya se veía en la presidencial tricolor, pretende impugnar el cargo de Claudia Ruiz Massieu, pues aseguran fue impuesta por el presidente Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, a Ulises Ruiz le faltaron los tamaños para registrarse como candidato y la sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari fue la única que se registró para el cargo y naturalmente fue quien ganó, pues no tuvo contrincantes.

“Independientemente de que revisemos la viabilidad de impugnar ante el Trife esta nueva posible violación a los estatutos, Democracia Interna exigirá que se convoque en febrero del próximo año a la renovación estatutaria de la dirigencia en una convocatoria legal con reglas claras y sin dados cargados, por consulta directa militantes y simpatizantes“, aseguró la corriente en un comunicado.

Y es que el presidente Peña Nieto pidió al priismo continuidad a su administración y para que no haya divisiones en el partido impuso a Claudia. Pues de realizar elecciones la contienda sería encarnizada, por lo que queda del Revolucionario Institucional.

El grupo de priistas reiteró que no avalará la presencia de este “nuevo episodio de traición a la militancia” e insistirán en que un priista, “ajeno al grupo que mantiene secuestrado al partido” sea el que presida la dirigencia de transición para garantizar legalidad, incluso y transparencia en el proceso de renovación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) en 2019.

“Democracia interna insistirá en la pronta y digna salida de los responsables de la derrota para dar paso a una dirigencia de transición y en la urgencia de que el partido se deslinde del presidente de México para poder hacer una evaluación real y honesta de sus errores y para que el presidente no continúe interviniendo en las decisiones del partido, para no hacerle más daño”.