Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Trump cede ante condena mundial; anuncia decreto para terminar con “Tolerancia Cero”

Donald Trump no resistió la presión internacional y este miércoles anunció en Washington que firmará un decreto que ponga fin a la tolerancia cero y cese la separación de  familias migrantes en la frontera con México.

El gobierno de Trump es objeto de fuertes críticas, tanto a nivel nacional como internacional, por la separación desde principios de mayo de más de 2 mil 300 menores de sus padres inmigrantes, la mayoría de ellos huyendo de la violencia que asola Centroamérica.

El presidente de Estados Unidos declaró que “queremos mantener a las familias juntas. Firmaremos una orden ejecutiva en breve”, agregó sin más detalles, y señaló que esperaba que esto fuera en simultáneo con legislación aprobada por el Congreso.

   

La Cámara de Representantes prevé votar un proyecto de ley sobre el tema el jueves, dijo poco antes el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan.

“No queremos que los niños sean separados de sus padres. Podemos hacer cumplir nuestras leyes de inmigración sin separar a las familias. La administración dice que quiere que el Congreso actúe y lo estamos haciendo”, señaló.

“Mañana (jueves), la Cámara votará legislación para mantener juntas a las familias”, añadió Ryan, principal republicano en el Congreso estadounidense.

Los republicanos controlan la Cámara, pero para que esta ley sea aprobada debe pasar por el Senado, donde la mayoría oficialista es muy frágil (51-49).

Fotografías desgarradoras y una grabación de audio en que se escucha llorar a muchos pequeños retenidos en un centro fronterizo, divulgadas en los últimos días, han provocado una tormenta de oposición al presidente Trump por su manejo de la inmigración ilegal.

Según cifras oficiales, entre el 5 de mayo y el 9 de junio, 2 mil 342 niños y jóvenes inmigrantes han sido separados de sus padres en la frontera sur.