Trump le aprieta a Nicolás Maduro; califica como farsa las elecciones en Venezuela

El presidente Donald Trump impuso más sanciones económicas contra el gobierno de Venezuela, impidiéndole vender activos estatales luego de la reelección de Nicolás Maduro, en una votación que Washington calificó de “farsa”.

Con esa orden de Trump se limitará la capacidad del gobierno venezolano de liquidar activos públicos “a precios mínimos a expensas del pueblo venezolano”.

Las medidas estadounidenses, sin embargo, por ahora no incluyen al sector petrolero venezolano.

De esta forma, la orden ejecutiva prohíbe a cualquier ciudadano, institución o empresa estadounidense adquirir deuda venezolana o activos y propiedades pertenecientes al gobierno de Venezuela en Estados Unidos, incluidas aquellas inversiones derivadas de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA).

El objetivo es aumentar así la presión sobre el régimen de Maduro, al que también se le limita su capacidad de obtener liquidez, incluidas las cuentas por cobrar, del Gobierno Venezolano como de la petrolera estatal PDVSA y el Banco Central Venezolano.

Sin embargo, las sanciones no atacan directamente las transacciones petroleras de Venezuela, por lo que Estados Unidos. no pone impedimento a que el crudo venezolano siga comercializándose en el país.

Aún así, según indicaron los altos funcionarios, Estados Unidos “continúa manteniendo todas las opciones de respuesta” ante la situación de Venezuela, “incluida la opción militar”, y está coordinando activamente una acción conjunta con los 14 países miembros del Grupo de Lima.

Por su parte, Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, se pronunció contra los resultados de las “elecciones presidenciales” en Venezuela y aseguró que Donald Trump, tomará más medidas en contra de Maduro.

“Todos los días, miles de venezolanos huyen de la opresión brutal y la pobreza extrema. (…) El régimen de Maduro debe permitir la ayuda humanitaria en Venezuela y debe permitir que su gente sea escuchada”, reiteró el vicepresidente estadounidense.
La semana pasada el Gobierno estadounidense también sancionó al “número dos” del Gobierno venezolano, Diosdado Cabello, así como a su hermano y a su esposa.