Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Trump muestra músculo en la frontera con México; quiere intimidar a migrantes

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó a las tropas el uso de ‘fuerza letal’ en la frontera con México, ante la llegada de miles de inmigrantes centroamericanos. Hasta ahora, los cerca de 5 mil 900 militares desplegados en la frontera con México solo podían usar la fuerza contra los inmigrantes en defensa propia, pero la autorización de Trump abre la puerta a que puedan emplearla “si fuera necesario” para “proteger” a agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

A través de un memorándum, Trump dio visto bueno para mostrar o hacer uso de “la fuerza (incluyendo fuerza letal donde sea necesario), control de las masas, detenciones temporales y búsquedas rápidas” para proteger a los agentes fronterizos, aunque indicó que espera que no sea necesario.

Trump insistió en que hay cientos de sujetos “malos” y “duros” en las caravanas de inmigrantes que tratan de llegar a Estados Unidos y advirtió de que puede cerrar la frontera con México si desde el otro lado “no hay control”, una medida, según dijo, ya se ha aplicado en estos días.

Previamente, Trump amenazó con cerrar ‘toda la frontera’ con México, incluyendo los intercambios comerciales, si la situación migratoria se sale de control.

Si se llega a un nivel en el que perdemos el control o personas pueden resultar heridas, cerraremos el ingreso al país por un período de tiempo”, declaró a la prensa estadounidense.

El cruce fronterizo entre San Ysidro, California y Tijuana México, uno de los más transitados del mundo, estuvo hoy cerrado por espacio de una hora debido a un simulacro realizado por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en razón de la caravana de migrantes.

En pleno Día de Acción de Gracias y en vísperas del Viernes Negro, un popular día de compras con descuento, el paso internacional entre México y Estados Unidos dejó de estar operativo para dar paso a este ejercicio, que en un inicio se anunció que iba a durar diez minutos, pero finalmente se extendió por poco más de una hora.

Durante ese tiempo decenas de agentes fronterizos con equipo antimotines practicaron su formación y se alinearon a lo largo de los 26 carriles de la garita para vehículos de San Ysidro.

También en más de una ocasión se escuchó algún tipo de detonación, mientras que en las alturas de uno de los edificios de la CPB se observaban oficiales armados como parte del ejercicio y un helicóptero sobrevolaba el lugar.