Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Trump, el nuevo Hitler, según revista alemana

La defensa que realiza a los grupos de ultra derecha no podría verse de otra manera, por ello, la portada revista alemana Stern, muestra al presidente de Estados Unidos, Donald Trump como el nuevo Hitler, haciendo el saludo fascista.

“Neonazis, Ku Klux Klan, racismo: Cómo Donald J. Trump fomenta el odio en América”, es el artículo principal que promociona la revista.

El titular hace una referencia clara a la infame obra de Adolfo Hitler “Mein Kampf” (“Mi lucha”) al poner como artículo principal de nombre “Sein Kampf” (“Su lucha”).

La portada de la revista alemana ha sido duramente criticada por organizaciones defensoras de los derechos humanos, especialmente con los relacionados con la comunidad judía.

El Centro Simon Wiesenthal, una organización judía basada en Los Ángeles que se dedica a estudios del Holocausto, dijo que ha sido “enfático al criticar al presidente Trump por no distinguir claramente entre nazis y miembros del KKK y quienes protestan contra ellos”, pero “pintar al presidente como un nuevo Hitler por parte de una prominente publicación alemana, es inverosímil y más allá de lo aceptable”.

“Los alemanes”, dice, “con toda seguridad saben que al usar indebidamente símbolos nazis, se está diluyendo los crímenes del pasado”.

El Centro Simon Wiesenthal, dijo en un comunicado: “Con toda seguridad saben que al usar indebidamente símbolos nazis, están diluyendo los crímenes del pasado”.

El 13 de agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, trató de callar las críticas por su respuesta a los disturbios la víspera durante un enfrentamiento entre la extrema derecha y antirracistas, que dejó como saldo a una mujer muerta.

Voces de todos los sectores –incluido el Partido Republicano– reprobaron que el mandatario condenara la violencia de ambas partes, en lugar de censurar directamente a los supremacistas blancos y neonazis que marcharon por la ciudad de Charlottesville, en Virgina.

La Casa Blanca tuvo que salir al paso para aclarar las palabras de Trump.

A través de un comunicado se informo:

“El presidente dijo de la forma más enérgica en sus declaraciones de ayer [sábado] que condena todas las formas de violencia, fanatismo y odio. Esto incluye evidentemente a supremacistas blancos, neonazis, el KKK y todo tipo de grupos extremistas”.