Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tuca Ferretti y Toño de Valdés piden muerte a responsables de violencia

Ante los hechos de violencia registrados previo al Clásico Regio el entrenador de Tigres de la UANL, Ricardo ‘Tuca’ Ferretti, afirmó que los responsables deberían estar “en el cementerio” y no en la cárcel, comentario al cual el comentarista de Televisa, Toño de Valdés, dijo unirse.

Ferretti se mostró apenado y furioso por haber dirigido un clásico regio por los hechos de violencia que dejaron a un aficionado de Tigres en estado crítico y por ello aseguró que los agresores no solo se merecen la cárcel.

El Tuca dijo que el tipo de fanático que agredió a un hincha rival incluso con arma blanca se merece el cementerio, aunque aclaró y dijo que el coraje es el que le hacía exagerar, pues donde más bien deben estar es en prisión.

“Me da mucha pena y mucha vergüenza lo que esta gente hace, a esta gente la verdad que lo encuentren y lo metan realmente a donde debe de estar, que es en el cementerio, no en la cárcel, esto no se vale, somos hermanos”, expresó.

“No se vale con ninguno, a lo mejor exagero con esto del cementerio, sí exagero y mucho, pero el coraje que da es éste, la verdad, estas personas deberían de estar en la cárcel como lo que son: unos bandidos”.

El timonel aseguró que el Clásico Regio se devalúa con este tipo de incidentes y que es mucho menos entendible la violencia cuando las aficiones rivales son vecinas.

 

“Si todos hablamos de querer llevar este Clásico a donde realmente se merece, con este tipo de situaciones, no creo que vayamos a lograr nada”, agregó. “Todavía puedo entender, entre comillas entender, con rivales de otro lado, pero adentro de nuestra propia casa pasar este tipo de cosas es vergonzoso”.

Al final del partido, tanto Tigres como Rayados emitieron comunicados condenando la violencia. El primero mencionó que el Clásico como tal no reportó ningún incidente, si bien lamentaban lo acontecido en la Avenida Aztlán, a aproximadamente cuatro kilómetros del Volcán, donde el aficionado de Tigres fue herido.

“Llevar la rivalidad desmedida por el futbol a las calles es lamentable e inaceptable”, mencionó el boletín de Tigres, mientras que el de Rayados fue en el mismo sentido, repudiando la violencia, con la exigencia de esclarecer los hechos y brindar justicia a las víctimas y sus familias.