Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Usarán aparato, en vez de ansiolíticos contra la depresión

El Instituto de Neurociencia, Investigación y Desarrollo Emocional (Incide) trajo a México el aparato de estimulación magnética, el cual permite ofrecer a pacientes con depresión un tratamiento más efectivo que los antidepresivos.

El neuropsiquiatra y director de Investigación del Incide, Edilberto Peña de León, señaló que por primera vez llega a México el equipo más moderno y con tecnología de punta para atender esta enfermedad, luego de que ya estuviera presente en otros países desarrollados.

Durante la presentación de la tecnología llamada Estimulación Magnética Transcraneal Profunda (Deep TMS, por sus siglas en inglés), explicó que se trata de un aparato con cables que van conectados a la cabeza del paciente, para que a través de una especie de bobinas produzcan tres veces más energía magnética que la de tierra.

“Si logramos dirigirla hacia las neuronas que se deprimen más lento durante la depresión, logramos que esta gran cantidad de energía magnética las reactive; por eso el procedimiento se llama ‘estimulación’, que genera un cambio duradero dentro de estas neuronas”, expuso.

Asimismo, indicó que el uso de esta tecnología procedente de Israel, permite retirar los síntomas de la depresión del paciente con tan sólo 20 sesiones de 20 minutos cada una; “es lo mismo terapéuticamente que utilizar todo un año de antidepresivos”.

Recalcó que el apoyo de nuevas tecnologías es de vital importancia, pues el padecimiento está clasificado como un problema de salud pública, ya que en el mundo lo padecen 350 millones de personas, mientras que en México el 9.1 por ciento de la población sufrirá un episodio de depresión en 2017.

“Si lo llevamos a números absolutos, estaríamos hablando de que un poco más de 11 millones de mexicanos estarían deprimidos en este año”, recalcó.

Por su parte el psiquiatra y director general del Incide, Aldo Suárez, manifestó que sólo la tercera parte de los pacientes con depresión se puede beneficiar con medicamentos antidepresivos, no obstante de que éstos padecen daños colaterales.

“Entre ellos puede presentarse la fatiga, alteraciones en el deseo o funcionamiento sexual, cansancio, dolor de cabeza, náuseas. Con mucha frecuencia son los causantes de que muchos pacientes abandonen sus tratamientos”, indicó.

Sin revelar el costo de la tecnología, ambos especialistas aseguraron que el aparato de Estimulación Magnética no causa los efectos secundarios de los depresivos, aunque sí dolores leves de cabeza durante las primeras sesiones.

Entre los requisitos para acceder al tratamiento está el contar con más de 15 años de edad, no tener cirugías recientes o material metálico en el cráneo, no tener marcapasos, y como principal requerimiento, haber recibido tratamientos adecuados y completos sin éxito.NTX