Videgaray ante Meade ¿se despide o le hace reverencia?

Para algunos, el misterio del candidato del PRI es cosa del pasado, pues el canciller, Luis Videgaray, destapó a al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, para la Presidencia, aunque hay quienes aseguran que se despidió de él, pues este último se va directo a gobernar, pero el Banco de México.

Ante el cuerpo diplomático, Videgaray destacó la “trayectoria impecable” de Meade, así como el “patriotismo”, también la “inteligencia”, el “amor a México” y la “integridad” del economista, lo que hace suponer, que seguirá en ese línea, y sería de se despide de Hacienda para irse de sustituto de Agustín Carstens, quien el último día de este mes deja el cargo.

“Bajo el liderazgo de José Antonio Meade, hoy México tiene rumbo, tiene estabilidad y claridad en las decisiones de la política económica”, dijo al presentarlo como si le diera la despedida del gabitente.

Videgaray también resaltó la trayectoria política de su compañero de gabinete, y que sólo comparado con Plutarco Elías Calles, es el único funcionario en la historia mexicana que ha sido parte de cuatro secretarías.

“Es uno de los mexicanos más talentosos y preparados, con una trayectoria impecable, y que ha sido protagonistas de una de las transformaciones de los éxitos de la política pública en México, en las últimas décadas”, dijo, y lo cual hace suponer que iría como candidato a la Presidencia de la República.

En tanto, el secretario de Hacienda, tomó la bandera de Peña Nieto y destacó “la importancia” de las reformas estructurales para el crecimiento del país, así como las acciones de la administración del presidente Enrique Peña Nieto para mejorar la competitividad.

“La producción industrial en Estados Unidos creció 0.5 por ciento en el 2015 y 0.5 en el 2016, veníamos de ver hace apenas cinco o seis años crecimientos de 4.5 y 6 por ciento, este año estamos viendo que ese indicador y que ese crecimiento regresa, que nos ayudará también anclar nuestras expectativas de crecimiento para el año que entra”, señaló.

Comentó que los problemas globales que ha enfrentado México para mantenerse a flote en materia económica y de competitividad.

“Cuando fui secretario de Hacienda en el 2012 el precio del petróleo estaba arriba de 100, el año pasado en febrero, el precio del petróleo llegó a estar en 18, eso quiere decir que en un lapso muy breve perdimos el 80 por ciento del valor de una de las mercancías, una de las materias primas que eran más importantes para la economía mexicana”, señaló.