Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Visita de Trumpo en 2016 derivó en firma del USMCA, festeja Peña; ¡se había tardado!

Se había tardado, pero reaccionó. El presidente saliente, Enrique Peña Nieto, se cuelga la medalla por la renovación del tratado comercial de América del Norte (ahora llamado USMCA) y afirma que fue gracias a la visita que realizó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el lejano 2016.

Peña Nieto consideró que recibir al entonces candidato abrió la puerta para un dialogo que a la postre permitió renegociar el acuerdo comercial

Peña Nieto sostuvo que la decisión de recibir al entonces candidato republicano Donald Trump en Los Pinos, en 2016, abrió la puerta para que hubiera un diálogo fluido, cercano, de diferencias “donde las hay” con el ahora presidente de Estados Unidos, pero también dio pauta a un punto de acuerdo y equilibrio en lo comercial.

Afirmó que tras 13 meses de negociaciones se ha llegado a un entendimiento entre México, Estados Unidos y Canadá y a la celebración de un nuevo acuerdo comercial de América del Norte, “que da hoy certeza, que establece una ruta clara para el desarrollo económico”.

   

Tras manifestar su deseo de firmar el nuevo acuerdo de América del Norte “donde sea”, antes de concluir su mandato, el presidente advirtió que de no concretarse la modernización de este mecanismo se habría generado un tema delicado para México con incertidumbre y menor atracción de inversiones.

Señaló que éste no deja de ser el acuerdo comercial más importante del país: “80% de nuestras exportaciones van prácticamente a EU”.

Consideró que la mayor trascendencia de haber llegado a este punto de entendimiento trinacional es imaginar qué hubiera ocurrido a México si no se llega a un acuerdo.

“Recordar que hace casi dos años, a la entrada de la nueva administración en Estados Unidos, se estableció u observamos en nuestro país un panorama de riesgo, de amenaza, de desaliento ante la ruta de crecimiento que México había venido teniendo, ante la posibilidad de que este acuerdo se cancelara”, manifestó.

El presidente Peña Nieto enfatizó: “Nos mantenemos como socios, como aliados, y habrá de esperarse que este acuerdo detone mayor crecimiento para los países miembros, [y que] haga de la región de Norteamérica, México, Estados Unidos y Canadá, una más competitiva, más productiva en el mundo entero”.

A Peña se le olvidaron todos los desaires, amenazas y advertencias que hizo Trump a México durante ese año de negociaciones.