Vuelve Clara Brugada, a la que “Juanito” le heredó Iztapalapa por orden de AMLO

Ahora con Morena, pero con Andrés Manuel López Obrador abrigándola siempre, Clara Brugada Molina pretende volver a gobernar la siempre difícil delegación Iztapalapa.

Brugada es la misma que en 2009 ganó las elecciones y se convirtió en delegada de esa misma demarcación, pero su compañera en el PRD, Silvia Oliva Fragoso -de la corriente de Nueva Izquierda-, apeló la elección interna que fue manipulada por ya saben quién.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que intervino en la elección perredista, anuló el triunfo de Brugada y obligó al PRD a registrar a Oliva como candidata.

Fue aquel triste episodio cuando el petista “Juanito” Rafael Acosta promete a López Obrador que, de ganar, declinaría al cargo a fin de que el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, López Obrador, propusiera como ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal como encargada del gobierno iztapalapense.

Fue así como llegó Brugada a ser delegada en Iztapalapa. Ahora lo quiere conseguir por medio del sufragio efectivo, para lo cual realizó su registro como precandidata de Morena a la ahora alcaldía de Iztapalapa ande las oficinas de este partido.

Al hacerlo, prometió que su gobierno será popular e iluminará de nuevo a Iztapalapa.

La ahora morenista dijo que su compromiso será promover los derechos humanos para todos los iztapalapenses y disminuir la brecha social con el resto de la ciudad.

“Vamos a terminar con el principal problema en Iztapalapa que es el desabasto del agua y garantizarlo como un derecho humano y esencial para la vida. Seremos un factor para crear soluciones integrales a mediano y largo plazo”, dijo.

Acompañada del presidente de Morena en la capital, Martí Batres, así como diputados locales y federales de su partido, a Brugada le salió lo conflictiva y acusó a la actual delegada perredista, Dione Anguiano, de lucrar con los apoyos para damnificados y de crear acciones sociales con fines electorales en la demarcación, en vez de invertir en obra pública.

“Se roban los recursos públicos a la vista de todos y con la complacencia del gobierno de la ciudad, somos una fuerza consciente y firme que impedirá la sucesión monárquica donde la Roa apunta de compra de votos y utilización de recursos públicos, le cede el cargo a la sobrina”, agregó.

“Representamos a cientos de miles que quieren terminar con la corrupción como forma de gobierno y de relación con la sociedad, representamos a los que queremos sacar a los delincuentes que hoy son funcionarios públicos”, finalizó.