Zavala se declara víctima de Ricardo Anaya; su esposo, Calderón, seguirá en el PAN

Margarita Zavala se tira al piso para justificar su salida del Partido Acción Nacional (PAN) y la guerra que desde dentro orquesta su esposo, el expresidente de México, Felipe Calderón, todo por su ambición de ser candidata sabiendo, de antemano, que sin el respaldo de un partido es imposible que gane.

La exprimera dama dijo que buscó en varias ocasiones al presidente de su partido, Ricardo Anaya, para hablar sobre el proceso de elección de candidato del Frente Ciudadano por México (formado por PAN, PRD y PT), pero el martes pasado Anaya Cortés le hizo saber que no habría proceso interno.

En su opinión, dicha actitud sólo beneficia al Partido Revolucionario Institucional (PRI). “Le diría a Anaya que lo que ha beneficiado al PRI es tu posición como jefe nacional del partido (pues) un jefe debe dirimir controversias y no profundizarlas”. Además, indicó: “no soy la causa de la división (en el PAN), soy la consecuencia”.

La aspirante presidencial dejó en claro que su separación del PAN se debe “a un asunto de fondo”, pero insistió en que está agradecida con los 33 años en que estuvo involucrada con el partido.

“Pedí reglas claras y condiciones democráticas, llevamos dos años sin un solo militante nuevo porque se cerró el padrón, no hay renovación ciudadana” en el PAN, lamentó.

Tras su renuncia, además de víctima, se declaró ganadora, argumentando: “Yo gano al librarme de una estructura que no deja pasar a los ciudadanos”

También rechazó que haya un pacto político entre el presidente Enrique Peña Nieto y su esposo el ex mandatario Felipe Calderón Hinojosa. “Es una barbaridad”, pues a lo largo de su carrera ha demostrado “ser de oposición”, comentó.

En cuanto a la situación de gobierno, aseguró que “no queremos cosas del pasado”; señaló a Andrés Manuel López Obrador como algo del pasado, del “PRI de los setentas”.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo